(Teniendo en cuenta lo que añado posteriormente sobre el futuro del Covid19, creo que puedes comunicar este artículo sobre todo a quienes lo dirigen socialmente y a quienes lo investigan).

 

FUTURO ESPERADO DEL COVID19

   El texto de este nuevo artículo figura además más extensamente en el anterior sobre el Covid19. Lo transmito también a parte porque he considerado nuevos datos sobre el futuro del Covid19, que son muy relevantes y que es necesario destacar. Así separadamente resulta más fácil también su lectura.

   Al artículo anterior se tiene acceso con www.cosmosociedad.es y después pinchando en Blog Cosmosociedad donde aparece en su principio el artículo anterior citado: ¿Cuál es el fundamento existencial del Covid19 y cómo asimilar su mensaje de mutación de la especie humana?

   He utilizado para conocerlo y tratarlo, además del Alfabeto del Pensamiento (AP) ya conocido por otros artículos, las influencias de los ciclos planetarios. Te incluyo seguidamente unas consideraciones sobre la veracidad del conocimiento astrológico, debido al rechazo social que estos conocimientos tienen. Aparecen también en el artículo anterior, aunque con más explicaciones. Posteriormente, te expongo ya el texto propio de este artículo.

1. ACLARACIONES SOBRE EL CONOCIMIENTO ASTROLÓGICO

   Me he acercado siempre lo más científicamente que he podido al conocimiento astrológico. No se puede decir creo o no creo en la Astrología, porque no es una creencia. La verdadera actitud científica es investigarla, que es lo que yo he hecho. He comprobado su correcto funcionamiento, lo que nos sirve no solo para conocernos a nosotros mismos, sino también a los virus que anidan en nuestras células.

   La Astrología ha sido rechazada por la Iglesia y por la Ciencia, pero es un error porque no se opone a ellas, sino que incluso podría completarlas. En el artículo anterior se explica el fundamento de la Astrología así como su interpretación, lo que puedes consultar si no entiendes bien lo que se dirá posteriormente.

Señalamos primeramente las consideraciones siguientes que confirman la aceptación de la Astrología:

1) Miguel de Cervantes pone en D. Quijote palabras de aceptación y de respeto hacia la Astrología.

2) El médico y astrólogo Michel de Nostradamus era consultado por el rey de Francia y recibido por el Papa.

3) En el pasado los gobernantes solían tener en sus cortes a algún astrólogo, que tendría que acertar porque si no era así sería castigado. En el S.XIII en España, por ejemplo, se cultivó la Astrología en la corte del rey Alfonso X el Sabio.

4) Los conocidos Reyes Magos del Cristianismo eran realmente astrólogos, que podían conocer por el estado del cielo el nacimiento singular de Jesús de Nazaret, localizándolo con precisión, lo que puedo afirmar que es posible.

5) Científicamente somos un sistema humano, que está formado por sistemas atómicos y situado dentro del sistema solar. Según la Teoría General de Sistemas todos los sistemas presentan analogías, por lo que cabe suponer que el sistema humano esté influido por el sistema solar y también por los sistemas atómicos, y seguramente por estos a nivel cuántico.

6) El menorah judío es un candelabro religioso de siete brazos que recuerda a los siete cuerpos celestes del sistema solar visibles con la vista, que son: Sol, Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter y Saturno.

7) En el Judaísmo y en el Cristianismo es muy significativo el número 12, que se corresponde con los 12 signos zodiacales. Esto es hasta tal punto en este último, que cuando muere Judas es sustituido por Tomás Dídimo para restituir el número 12. También son 12 los trabajos del dios solar Hércules, que simbolizan la propagación en la Tierra del Zodiaco Solar desde la Eclíptica, lo que es similar a la función atribuida a los 12 apóstoles.

8) El año se divide en 12 meses correspondiéndose con diferencia de 7-9 días con los comienzos de los 12 signos zodiacales.

9) En la 2ª Guerra Mundial se utilizaba la Astrología en Alemania para programar los bombardeos de la Luftwaffe a Inglaterra.

10) Existen astrólogos, con mucha sensibilidad, que pueden saber directamente, mediante la observación, el signo de una persona o lugar del Sol e incluso la situación de la Luna en su horóscopo, sin conocer éste ni la fecha de nacimiento. Lo hacen simplemente a través de los rasgos físicos, de su comportamiento y de cómo se expresa el nativo, sin más.
Hace tiempo que yo mismo tenía aquella capacidad con gran cantidad de aciertos; podía conocer directamente incluso la situación de otros planetas en el día de nacimiento de una persona simplemente observándola. Todo ello, es una prueba irrefutable de que somos encarnación de los arquetipos planetarios, aunque a muchos no les guste creerlo.

11) Lo anterior era un conocimiento directo en las culturas griega y romana. En el arte plasmaban sobre todo la comunicación entre los dioses o arquetipos y estos mismos encarnados en los homínidos, siendo constantes y numerosas las relaciones entre ellos.

12) Tenemos además el ejemplo de la luz en la Mecánica Cuántica con el fenómeno de la doble rendija. Se comprueba que la luz tiene naturaleza ondulatoria y corpuscular. Asimilamos la onda a la vibración de los arquetipos que encarna. Su comportamiento como el corpúsculo fotón, es comparable al homínido encarnado. La tragedia es que los homínidos encarnados ni son humanos ni son dioses.

13) Transcribo lo que dice Edward N. Lorentz (35), famoso científico de la Teoría del Caos, la cual es de naturaleza neptuniana, incluido en la Bibliografía (Pág.115):

“Lo que deseo hacer en este capítulo es presentar unas pocas escenas de este drama que es nuestra conciencia creciente del caos, desde el momento del descubrimiento de Neptuno (1.846), momento en el cual no se tenía prácticamente conciencia alguna del asunto”.

Aproximadamente en aquella fecha había sincronicidad también con el Manifiesto Comunista, que tiene también naturaleza neptuniana, el cual estaban redactando K. Marx y F. Engels. Existe la misma circunstancia que con Neptuno, entre el descubrimiento de Urano (1.781)y la aparición del Liberalismo, así como el de Plutón (1.930), buscado desde años atrás, y el Nacionalsocialismo. 

Son sincrónicos pues la toma de conciencia de la existencia de un planeta y su subsiguiente influencia en el pensamiento humano. ¡Es sorprendente!

Cabe añadir que Urano, Neptuno y Plutón hacen respectivamente su traslación alrededor del Sol en 84, 164 y 247 años terrestres. Están pues vinculados muy estrechamente sus ciclos en la relación 1/2/3 ya que 84/1≅164/2≅247/3, por lo que forman un ciclo superior conjunto que los engloba en una conciencia cósmica unitaria.

Es necesario pues estudiar sus relaciones en el tiempo para entender más claramente la Historia Evolutiva de la Humanidad. Se comprende, por tanto, que la Segunda Guerra Mundial, además del sacrificio de 70 millones de personas, fue un absurdo metafísico en el que se enfrentaron aquellos tres arquetipos planetarios encarnados desviadamente en el Liberalismo, en el Comunismo y en el Nacionalsocialismo respectivamente.

14) Existen influencias planetarias, como las que hay entre el Sol y la Luna que provocan las mareas en la Tierra. Tenemos también el caso del planeta Neptuno que fue descubierto porque se observaban perturbaciones en la órbita de Urano, que se supusieron causadas por la influencia de otro planeta. Esto permitió su localización con la sola diferencia de 1 grado respecto del cálculo. Se prueban pues las influencias interplanetarias, que se conocen como precesión planetaria.

En definitiva, aquellos puntitos luminosos celestes, que parecen tan lejanos, brillan también dentro de nuestras vidas, aunque no los veamos.

2. CONTENIDO PROPIO DE ESTE MAIL

(Para entender bien lo que sigue, habría que leerlo dentro de su propio contexto en el artículo anterior, que se encuentra en el Blog. Si no ves algún paso o descripción, mira al Cuadro 38 para ir comprobando lo que se explica. Quédate, no obstante, con las conclusiones que van apareciendo y que he destacado en negrita).

(Hay que tener en cuenta, que el procedimiento de interpretación astrológica del Covid19 seguido aquí es muy sencillo y directo, pues utiliza el Alfabeto del Pensamiento, ampliamente tratado en el Blog. Difiere del método profesional que generalmente utilizan los astrólogos).

Nacimiento del C19

   El C19 empezó a gestarse el 26-01-2.008, que es cuando el planeta Plutón entra en el signo de Capricornio. También en aquella fecha ocurrió la crisis económica, ya que Plutón se manifiesta singularmente en la Economía Financiera. Yo supe que aquélla ocurriría con mucha anticipación y así lo manifesté en los medios políticos y universitarios; pero mejor que escucharme era creer en la euforia del “boom” económico de entonces.

   Posteriormente, como iremos viendo, se consumará en dicho signo la conjunción de Plutón, Saturno y Júpiter, que desencadena los virus significativos, como se vio en el artículo anterior.

   El “feto” comienza, no obstante, a estructurarse (Saturno) el 22-12-2.017 con las influencias desde el signo de Capricornio siguientes: Saturno que ya ha entrado establemente en Capricornio y también por el paso, aunque poco duradero, del Sol y de la Luna.

   Según la interpretación astrológica tradicional Saturno, que también es el Diablo, está en su domicilio. Entonces gobierna plenamente las influencias de todos los planetas que se sitúen en Capricornio. Se confirma pues también el tiempo apocalíptico que estamos viviendo de manifestación y de pleno dominio del Diablo en esta humanidad.

   Finalmente entra Júpiter en Capricornio el 03-11-2.019, con lo que el C19 puede ya empezar a ejercer su función significativa, por estar ya formada la conjunción de Plutón, Saturno y Júpiter, que dijimos en el artículo anterior. Hay que esperar, no obstante, al cielo del 10-01-2.020 para que tenga lugar la consumación del ciclo, con la gran conjunción de planetas en Capricornio que conocimos en el artículo anterior y que aparece en el Cuadro 1. El C19 comienza a funcionar entonces con plena identidad de virus significativo.

 undefined   

Cuadro 1. El 10-01-20 se forma definitivamente el Covid 19.

   Se inician a partir de aquella fecha otros ciclos planetarios de Saturno, Júpiter y Plutón, generadores de nuevos virus significativos y que se consumarán en otros signos posteriores a Capricornio, lo que se proyecta pues en el futuro. Habría que investigar, por tanto, el siguiente ciclo, pero yo no puedo hacerlo porque no dispongo de la información planetaria futura que se necesita. Seguidamente, no obstante, en el Cuadro 2 señalo una brevísima prognosis para nuestro futuro inmediato, que desarrollamos a continuación.

Futuro inmediato del C19

   El proceso no se detiene, es continuo, pues el cielo sigue moviéndose enviando nuevos mensajes, que se representan en el Cuadro 2. El 23-03-2.020 entra Saturno en el siguiente signo de Acuario (Avance.8). Habiendo adquirido el virus su propio límite (9) en Capricornio (9) y puesto que también Saturno gobierna el signo de Acuario, además del de Capricornio, se mantiene el dominio absoluto de Saturno sobre Júpiter y Plutón en Capricornio, por lo que el virus sigue desarrollándose.

   Saturno y Acuario son ambos + por lo que cabe esperar que por +Avance.8 en ambos, se prepare una mutación del virus. Se añade también la presencia de Marte, que ha entrado en Capricornio, donde se exaltan sus características. Este proceso durará hasta que el 12-05-2.020 Saturno inicie su movimiento retrogrado para estar de nuevo en Capricornio el 03-07-2.020, pudiéndose iniciar ya la mutación definitiva en la estructura celular.

undefined
Cuadro 2. Futuro del C19.

Nueva mutación avanzada

   El posible proceso anterior se propicia el 04-07-2.020 en el que esta vez el Sol y Mercurio están en Cáncer, pero la Luna está en Capricornio. Es pues una situación de naturaleza “anti” a la del 10-01-2.020, que originó el C19. La Luna (Idea.2), que tiene su domicilio de Cáncer (Idea.2), gobierna entonces las influencias del Sol (Ideal.1) y de Mercurio (Verificación.4), magnificando así aún más su significación.

   Aparece pues un ideal (1) nuevo del que se deriva una idea (2) de célula, que se verifica (4) en Cáncer. Debido a la naturaleza del signo de Cáncer, se vería afectado entonces el sistema reproductivo de la mujer y el sistema digestivo humano.

   Añadimos además que Verificación.4 (Mercurio-) tiene diferencia 11 en el AP con el pensamiento alfabético opuesto Eclosión.15 (Plutón), que provoca genocidios para que aparezca una substancia nueva. También Mercurio (4) estaba presente el 10-01-2.020, como factor de transmisión. Se añade pues en suma a la mutación una potencia destructora y de propagación mayor a la del C19 original.

La cepa de C19 y de anti-C19

   Si esto es así, el nuevo C19 es entonces realmente anti-C19, como ocurre similarmente en la Mecánica Cuántica con partícula y antipartícula. No se origina pues una cepa nueva del C19, sino una cepa doble de C19 y de anti-C19, que sería entonces muy difícil de “atacar” con fármacos. Aún lo sería más si fuera por medio de una vacuna, pues tendría que actuar simultáneamente en la cepa dual de C19 y de anti-C19.

   En el Cuadro 3 se ilustra la cepa dual con una carta del póker. La Fig.1 es la original en la que las dos imágenes iguales que aparecen no son simétricas. La Fig. 2 se produce mediante un giro vertical al plano, por el que aparece la carta original, aunque una imagen sustituye a la otra. Las Figs. 3 y 4 generan imágenes que miran distintamente.

   Por otra parte, por ejemplo, si se mira la Fig.1 desde la otra dirección aparece ella misma. El conjunto de figuras, que es diferente e igual, no es fácil de comprender para ser investigado.

   Esta carta del póker es utilizada por S.W.Hawking para explicar el “spin” del electrón. Seguramente nos encontramos con una cepa extremadamente singular, en la que el investigador tiene que ser conocedor de la Física Cuántica para acercarse al conocimiento de la cepa del C19 y del anti-C19.

undefined
Cuadro 3. Ilustración de la cepa del C19 y anti-C19 con una carta de póker.

Transmisión de la cepa

   El C19 ha contagiado sobre todo a las personas mayores, lo que está de acuerdo con la naturaleza de Saturno en Capricornio; recordemos que a Saturno se le representa como un anciano con la guadaña. Las personas mayores, generalmente, le han ido poniendo a lo largo de su vida más y más cadenas al yo que creen ser y han generado muchísimos personajes de sí mismos en su mente, lo que es en suma un gran obstáculo para la vida evolutiva que transmite el virus. En estado similar se encuentran todos aquellos que tienen una mente rigidizada y cristalizada, como es el caso de los fanáticos de las nuevas tecnologías.

   No lo ha hecho extensivamente el C19 a los niños, aunque les haya atacado a la piel (8-9), pues tienen una vitalidad fluida (poco 8-9) y son afines al signo opuesto de Cáncer; pero pueden tener el C-19 siendo asintomáticos. Tampoco se ha extendido a los países del África Subsahariana, pues su población tiene una mente natural adaptada a la Tierra y al Cielo, con cuyas fuerzas originales conviven.

   Entonces el anti-C19 se puede originar a partir del C19 en todos aquellos, de cualquier edad, que conserven el C19 y serían entonces transmisores de la cepa dual de C-19 y de anti-C19. Ésta se fortalece a partir del 05-10-2.020 en la que Saturno, Júpiter y Plutón tienen ya movimiento directo en Capricornio y llega hasta el 20-10-2.020 en la que Saturno y Júpiter entran en Acuario.

Influencia de la gripe USA de 1.917-18 y efectos globales

   A la nueva cepa se le suma que la conjunción en Capricornio del C19 es opuesta a la de la gripe “española” de conjunción en Cáncer, que son dos signos opuestos, y que tuvo lugar definitivamente el 07-01-1.917. Han pasado pues 100 años desde entonces y si quedan de alguna manera vestigios de aquélla, que se propagó enormemente en España, puede formarse una relación paralela de efectos agregados entre ambos virus potenciándose aún más la cepa del C19 y del anti-C19 de consecuencias inimaginables.

   Los efectos conjuntos, citados hasta ahora, de la cepa de C19 y anti-C19 exaltados por la Gripe USA pueden ser, como hemos dicho, de consecuencias inimaginables. Añadimos, no obstante, que todo lo que se ha dicho son ideas (2) ciertas, pero pueden no ser verificables (4) debido a factores exógenos, aunque la constante presencia de Mercurio (3-4) en todos los cielos considerados tiende a su verificación. Dada la situación de gravedad surgida con el C19, es necesario investigar todo lo dicho científicamente.

Consumación del ciclo de mutación

   Aquel proceso se consolida hasta el 20-12-2.020 en el que Júpiter y Saturno entran definitivamente en Acuario. Se queda Plutón en Capricornio, pero reforzado por su cuadratura con Marte en Aries. Sigue dominando pues Saturno y continúan los avances en la mutación debidos a la influencia de Acuario

   El mensaje que se recibe del cielo es el siguiente: “Avance en las estructuras y funciones, propiciadas por transformaciones profundas de los límites existentes realizadas con gran impulso”. Este mensaje se dirige al conjunto de la vida y de las organizaciones sociales terrestres. Es particularizado por la cepa como avances en las membranas del C 19 y del anti-C 19, quedando afectado el ADN y globalizándose con fuerza en toda la Tierra.

   Con anterioridad, el 06-11-2.020 se forma una configuración muy significativa en los siguientes signos en cruz: Luna en su domicilio de Cáncer, Venus en su domicilio de Libra conjunta a Mercurio, Saturno en su domicilio de Capricornio conjunto a Júpiter y Plutón, finalmente Marte en su domicilio de Aries. Esta disposición en Cruz Cósmica le añade al virus una capacidad redentora para generar una humanidad nueva destruyendo la existente. La configuración de Sol, Neptuno y Urano lo confirma.

   A nivel global en las naciones se remueve su subconsciente buscando la paz, pero se preparan para la guerra electrónica y nuclear desarrollada en el mar. Aquel día 06-11-2.020 puede ocurrir un hecho singular de repercusión mundial.

   Se añaden, no obstante, los dos párrafos siguientes solo como previsión a ser tenida en cuenta, pues pueden producirse circunstancias nuevas ahora desconocidas que la alterarían.

   Dicho proceso de mutación puede continuar hasta el 30-12-2.021, fecha en la que Júpiter entra en el signo siguiente de Piscis, que es su domicilio, donde se encuentra Neptuno. Aunque éste, relacionado como sabemos con el condrioma celular, no tuvo mucha influencia en la consumación del virus el 10-01-2.020, cabe pensar en una alteración en las mitocondrias del condrioma.

   También cuando Saturno entre en Piscis el 08-03-2.023 se pueden producir cambios en las estructuras de las mitocondrias existentes. No deben ser significativos, pues están solos Saturno y Neptuno, aunque Plutón en Capricornio, regido por Saturno, sigue propiciando los cambios.

Tratamiento cósmico del mensaje de la cepa de C19 y de anti-C19

   Estamos afirmando reiteradamente que el C19 procede del mensaje que envían a la célula las fuerzas originales creadoras que provienen, en este caso, de la conjunción en Capricornio de Saturno, Júpiter y Plutón.

   Aquélla no lo puede asimilar porque el “Homo sapiens” está desviado de la influencia de las fuerzas cósmicas originales. ¡Esto es así! pero quizás pudiéramos diluir nuestra mirada en el Cosmos para recibir directamente el mensaje y ser entendido en nuestra inteligencia si ésta es libre; sin condicionamientos.

   Miremos entonces por la noche a Júpiter y a Saturno, que son muy visibles en el cielo y que aparecen por el Suroeste en España. Junto a ellos, aunque no lo veamos, está Plutón. No hay que pedir, no es necesario estar en grupo, ni contar con un gurú, ni utilizar medios ópticos, etc. Solos están yo que es en nosotros y el cielo con aquellos dos puntitos luminosos a los yo me uno con Amor Cósmico en la inmensidad del Universo.

   Estoy seguro de que lo anterior puede funcionar, yo lo hago todas las noches. Quedo maravillado de la visión, cuando la Luna cada 28 días pasa en conjunción entre ellos. La soledad humana es la soledad de los dioses; nos necesitan y los necesitamos. Hay, no obstante, un obstáculo para que aquello funcione, que es la basura espacial ya que distorsiona el mensaje celeste, la cual se representa en el Cuadro 4.

 undefined
Cuadro 4. La basura espacial deforma el mensaje celeste.

   A pesar de ello, hay que tener esperanza, porque tal vez por entre la basura espacial pueda filtrarse el mensaje cósmico. Nos preocupamos mucho por la contaminación en la Tierra, pero aún más peligrosa es la del cielo.

¡HAY QUE LEVANTAR AL CIELO LA MIRADA!

…………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………………

(Científicamente se afirma que los virus son beneficiosos, pues impulsan la evolución de la célula, ya que si no fuera así ésta se estancaría y moriría. Lo que ocurre es que aquélla no puede recoger el mensaje celeste del virus y se origina entonces un genocidio celular, como ocurre con el Covid19).

   En relación con todo lo anterior, conviene recordar que los virus son los mensajeros del cielo para que la Humanidad evolucione. Actúan en la vida más elemental y originaria en nosotros, que es la célula. Si destruimos el mensaje celeste con fármacos o con vacunas, la especie humana entrará en un camino evolutivo de dependencia cada vez más decadente. No se trata de un tema personal o social, sino del conjunto de la especie humana y, por tanto, de naturaleza cósmica.

   Hay una relación directa muy estrecha entre la Mente Colectiva decadente de la especie humana y la letalidad de los virus: a mayor decadencia mayor letalidad y a la inversa. Para recibir propiamente el mensaje celestial de los virus, hay que abandonar la naturaleza del pensamiento que los hace letales y sobre todo intentar minimizarlos utilizando para ello aquella misma naturaleza que los ha provocado.

   Verdaderamente que el “Homo sapiens” no está evolucionando como especie humana, sólo lo hacen la Técnica y la Ciencia que aquél elabora, pero con resultados dudosos, como hemos visto en el Cuadro 4.

 La Humanidad necesita Revolución en la Conciencia, que guíe la Purificación de la Mente,

para recoger con pureza el mensaje evolutivo celeste de los virus;

no hay que intentar matar al mensajero porque además no desaparece y se recrece.

 

   Si se quiere profundizar en la Astrología, consultar las fuentes siguientes: D. Rudhyar citado en la Bibliografía (42); Liz Greene; los autores antiguos, como Alli Aben Ragel en "El libro complido en los judicios de las estrellas" en 8 ejemplares, traducido en la corte de Alfonso X el Sabio en 1.254 (Existe una traducción en 1.997 por Gracentro que ha desaparecido).

 

• AGRADECIMIENTO a mi única hermana Manuela Luz Lidón Campillo, que ayuda con esmero e ilusión a revisar todos mis escritos para facilitar su lectura.

 

   Como el artículo presentado aquí es original, no es posible ofrecer una bibliografía específica de él. Lo que se hace pues es señalar los libros más significativos que han facilitado la búsqueda y el encuentro de los 22 pensamientos alfabéticos del ALFABETO DEL PENSAMIENTO.

BIBLIOGRAFÍA

BAKULIN, P. L. y otros. (1987). Curso de Astronomía General. Ed. Mir.

BLAY, A. (1973). Hatha-Yoga. Ed. Iberia, S.A.

BRIGGS, J y DAVID PEAT, F. (1999). Las 7 leyes del Caos. Ed. Grijalbo.

CAMBRIDGE UNIVERSITY PRESS. (1.980). Man´s place in evolution. Ed. Balding & Manseld Lted.

CAPRA, F. (1987). El Tao de la Física. Ed. Luís Cárcamo.

CARLSON, NEIL. R. (2.002). Fisiología de la conducta. Ed. Ariel Neurociencia.

CERVANTES, M. (1980). El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha. Ed. Afanías, Espasa Calpe, S.A.

CORVAJA, MIRELLA. (1.989). Las profecías de Nostradamus. Ed. De Vecchi, S. A.

CIRLOT, V. (traducción). (1985). Perlesvaus o el alto Libro del Grial. Ed. Siruela.

DAVIES, P. (1992). La mente de Dios. Ed. Mc. Graw-Hill.

ESPASA CALPE, S.A. (1972). Diccionario Enciclopédico Abreviado. Tomos 1 a 8 y Apéndice. Ed. Espasa Calpe, S.A.

ELIADE, M. (1.983). Mito y Realidad. Ed. Labor, S.A.

GALBRAITH, J. K. (1980). El Nuevo Estado Industrial. Ed. Ariel, S.A.

GENDLIN, E. T. (1984). Focusing. Ed. Mensajero.

GETTIS, W. E. (1999). Física clásica y moderna. Ed. Mc. Graw-Hill.

GRIMAL, P. (1982). Diccionario de Mitología griega y romana. Ed. Paidos.

HOMERO. (traducción). (1.960). La odisea. Ed. Espasa Calpe, S.A.

HAWKING, S. W. (1.988). La historia del tiempo. Ed. Crítica.

HUBBEL, D.H. y otros (1.983). El cerebro. Ed. Editorial Labor, S. A.

JUNG, C. G. (1.981). Arquetipos e inconsciente colectivo. Ed. Paidos.

KADNER, U. (1.988). ¿Quién es quién en el firmamento? Ed. Planetarium de Madrid.

KAZANTZAKIS, N. (1.956). El pobre de Asís.

KLEIN, J. (1980). La alegría sin objeto. Ed. Luís Cárcamo.

KLEIN, J. (1.988). La sencillez del ser. Ediciones Obelisco.

LERSCH, PH. (1968). La estructura de la personalidad. Ed. Scientia.

LIDÓN CAMPILLO, J. J. (1.998). Conceptos Básicos de Economía. Ed. Universidad Politécnica de Valencia (UPV).

LIDÓN CAMPILLO, J. J. (1.994). Microeconomía. Ed. UPV.

LIDÓN CAMPILLO, J. J. (1.997). Macroeconomía. Ed. UPV.

LIDÓN CAMPILLO, J. J. (1.999). Economía de la Construcción. Ed. UPV.

LIDÓN CAMPILLO, J. J. (1.994). “Homo sapiens y Búsqueda del Grial. Ed. Autor.

LIDÓN CAMPILLO, J. J. (2.002). La revolución de los hombres que piensan. Ed. UPV.

LIDÓN CAMPILLO, J. J. (2.005). Caos Humano y Alfabeto del Pensamiento. Salvar la Tierra. Ed. UPV.

MAHOMA. (2002). El Corán. Ed. Óptimo.

MOODY, Jr. R. (1990). Vida después de la vida. Ed. Edaf.

N. LORENZ EDWARD. (2000). La esencia del caos. Ed. Debate, S.A.

NACAR F. y otros. (1959). Sagrada Biblia. Ed. Autores Cristianos.

NIETZSCHE, F. (1979). Así hablaba Zarathustra. Ed. Edaf.

ORTEGA Y GASSET, J. (1967). La rebelión de las masas. Ed. Espasa-Calpe, S.A.

PENROSE, R. (1991). La nueva mente del emperador. Ed. Biblioteca Mondadori Ciencia.

QUEVEDO, O. G. (1971). El rostro oculto de la mente. Ed. Sal-Terrae.

ROSTOW, W. W. (1.967). La Economía del Despegue. Ed. Alianza Editorial, S. A. Madrid.

RUDHYAR. D. (1975). The Sun is also a star. Ed. Aurora Press.

SÉNECA, L. A. ( IV a.de.c). Tratados filosóficos. Ed. Edaf.

SPEER, A. (1.973). Memorias. Plaza & Janés, S.A.

S. KUHN, TH. (1982). La estructura de las revoluciones científicas. Ed. F.C.F.

SRI SANCHARAKARYA (traducción). (1980). La joya suprema del discernimiento. Ed. Costa Amic Editores S. A.

T. GENDLING, EUGENE, PH.D. (1.983). Proceso y técnica del enfoque corporal. Ediciones Mensajero.

TEILHARD DE CHARDIN, P. (1967). La energía humana. Ed. Taurus Ediciones, S.A.

TEILHARD DE CHARDIN, P. (1.968). Ciencia y Cristo. Ed. Taurus Ediciones, S.A.

R. ZIMNIK. (1.974). Los Tambores. Ed. Lumen.